Una reorientación de la capa helada cerró la fractura de la luna Europa

La capa helada exterior de Europa se ha reorientado por completo en uno de los últimos eventos geológicos registrados en su joven superficie, según una nueva investigación.

Los polos de Europa no están donde solían estar. Las grietas en la superficie de la luna helada de Júpiter indican que su capa de hielo giró 70 grados en algún momento de los últimos millones de años. Además de respaldar la evidencia previa de la existencia de un océano subsuperficial, también significa que la historia geológica de la superficie de Europa debe ser reexaminada.

El nuevo estudio, dirigido porel doctor Paul Schenk, científico senior de USRA (Universities Space Research Association) en el Instituto Lunar y Planetario (LPI), confirma que los patrones circulares a gran escala global de Europa se formaron durante una gran reorientación de su capa exterior helada con respecto al giro sobre su eje, un proceso conocido como verdadero desplazamiento polar.

Esto solo puede suceder si la capa de hielo está desacoplada o flotando libremente, separada del núcleo rocoso del planeta por un océano de agua líquida. Los hallazgos se publican en Geophysical Research Letters.

“Nuestro hallazgo clave es que las fracturas asociadas con el verdadero desplazamiento polar en Europa atraviesan todos los terrenos. Esto significa que el verdadero evento de desplazamiento polar es muy reciente y que la capa de hielo y todas las características formadas en él se han movido más de 70 ° de latitud desde donde se formaron”, informa Schenk. “Si es cierto, entonces se debería reevaluar toda la historia registrada de la tectónica en Europa”.

Utilizando una combinación de mapas globales de datos de Galileo y Voyager con mayor precisión, y datos topográficos detallados derivados de ellos, un equipo de científicos del LPI en Houston, la Universidad de California en Santa Cruz y la Universidad de Arizona en Tucson han correlacionado grandes fracturas en la superficie de Europa con depresiones circulares concéntricas previamente identificadas en la superficie.

La nave espacial Galileo de la NASA orbitó Júpiter de 1995 a 2003 y arrojó cientos de imágenes de la superficie de Europa. La reconstrucción del mapa global de Europa a una resolución de 200 metros en color, en preparación para un regreso a Europa, reveló que estos misteriosos sistemas de fracturas eran parte de los patrones circulares de desplazamiento polar verdadero identificados anteriormente.

El mapeo topográfico en las imágenes de mayor resolución de las fracturas a 40 metros por píxel muestra que las fracturas tienen más de 200 metros de profundidad. Las fracturas atraviesan todos los terrenos conocidos y, por lo tanto, muestran que la deformación relacionada con el evento de reorientación global (o verdadero desplazamiento polar) fue uno de los últimos eventos que ocurrieron en Europa. Estas características también implican que la capa de hielo flotante en Europa puede haberse espesado con el tiempo.

“Otro aspecto importante de este trabajo es que hace predicciones de características adicionales y propiedades de la capa de hielo que se pueden probar cuando la nave espacial Europa Clipper comience a observar Europa”, dice el coinvestigador Francis Nimmo de la Universidad de California en Santa Cruz.

“Además de generar características tectónicas a escala global, el verdadero desplazamiento polar también produce perturbaciones de forma y gravedad a escala global, que afectan las limitaciones de gravedad y forma en la estructura interior”, dice el coinvestigador Isamu Matsuyama de la Universidad de Arizona.

Estos también se pueden buscar y probar cuando Europa Clipper llegue a finales de esta década. Europa Clipper completará el mapa de Europa, incluyendo imágenes y sondeos de alta resolución de estas características. Estos mapas ayudarán a determinar la edad absoluta de estas fracturas y depresiones y otras consecuencias del evento de desplazamiento polar que las creó.

Fuente: Agencia DPA

Posts relacionados

Deje un Comentario