Presentan propuestas para salvaguardar y restaurar el mundo natural

Expertos en cambio climático recomendaron metas de conservación área por área, país por país, al concluir que un 50,4% de la superficie del planeta representa áreas terrestres esenciales para la biodiversidad y la resiliencia climática.

El informe “La ‘Red de Protección Global’ para revertir la pérdida de la biodiversidad y estabilizar el clima de la Tierra”, publicado en la revista Science Advances y al que accedió Télam, incluye un mapa realizado entre ONGs, universidades y Google al que se puede acceder en https://advances.sciencemag.org/content/6/36/eabb2824.

El análisis incluye estimaciones sobre el almacenamiento de dióxido de carbono por capas, logrando así que este mapa también sea relevante en la toma de decisiones con respecto a los compromisos gubernamentales bajo el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático (UNFCCC).

También destaca el importante rol de los territorios indígenas en la protección de la biodiversidad y para revertir el cambio climático. Estos territorios indígenas cubren el 37% de las áreas definidas por la Red de Protección Global-Global Safety Net.

En la pagina web https://www.globalsafetynet.app/rankings/ hay un ranking que ubica a la Argentina en el puesto 48 entre los 70 países grandes con un objetivo científico de protección de un 42% (117 millones de hectáreas) y una puntuación de 2 (lo que significa que alrededor del 20% de las tierras identificadas como importantes para la biodiversidad y el clima están actualmente protegidas).

“Este informe reconoce, junto con otras conclusiones científicas de los últimos meses, la relación entre la pérdida de hábitats o el comercio de vida silvestre con el crecimiento de enfermedades zoonóticas transmitidas a poblaciones humanas. El costo de no proteger nuestros ecosistemas están a la vista, no solo en términos de salud publica, sino económicos”, indicó en declaraciones a Télam Oscar Soria, director de Campañas de Avaaz, organización civil global.

Soria agregó comentarios sobre la Argentina al resaltar que el país “tiene una enorme superficie y con medidas muy pequeñas y no tan costosas puede proteger áreas críticas para el equilibrio ambiental global y crear corredores de vida silvestre para una verdadera red de seguridad ambiental, la que podrá protegernos de mayores pérdidas de biodiversidad y de futuras pandemias, mediante la conservación de hábitats que eviten que las enfermedades zoonóticas se transmitan a poblaciones humanas”.

En ese sentido, también hizo hincapié en el aporte que pueblos indígenas y campesinos realizan para evitar las emisiones de gases contaminantes “si cada país se compromete a proteger los derechos de los pueblos indígenas y las comunidades locales, y ayuda a los pequeños productores y trabajadores rurales, tendremos excelentes resultados para conservar áreas críticas para el equilibrio ambiental, y de esta manera contribuir a la seguridad alimentaria y climática”.

El reporte concluye que se necesita un 35,3% de regiones adicionales para conservar zonas de importancia específica para la biodiversidad y los servicios ecosistémicos y una prioridad inmediata que se identificó es la protección del 2,3% de las áreas terrestres, que son un valioso hábitat para las especies más amenazadas del mundo.

El análisis incluye estimaciones sobre el almacenamiento de dióxido de carbono por capas, logrando así que este mapa también sea relevante en la toma de decisiones con respecto a los compromisos gubernamentales bajo el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático (UNFCCC).

Globaïa, una organización dedicada a la investigación científica y participante del informe, elaboró un análisis complementario sobre la forma de enlazar terrenos a escala mundial, y demostró que una superficie terrestre relativamente pequeña – aproximadamente 350 millones de hectáreas – podría conectar entre sí fragmentos aislados de la naturaleza, aumentando la resiliencia de los ecosistemas y de nuestra biosfera como un todo.

Para finalizar Soria, argentino con una amplia experiencia en la lucha contra el cambio climático y residente en Nueva York, señaló que la “Argentina tiene una enorme superficie y con medidas muy pequeñas y no tan costosas puede proteger áreas críticas para el equilibrio ambiental global, crear corredores de vida silvestre parar una verdadera red de seguridad ambiental, que podrá protegernos de mayores pérdidas de biodiversidad y de futuras pandemias”.

Fuente: Telam

Posts relacionados

Deje un Comentario