Empresarios y trabajadores ligados al turismo protestaron frente al Banco Central

Consideran que las últimas medidas cambiarias representan un “tiro de gracia” para el sector

Representantes y trabajadores de empresas vinculadas a viajes y turismo marcharon hoy al Banco Central para protestar contra las últimas medidas cambiarias y denunciaron que representan un “tiro de gracia” para el sector, ya que un pasaje internacional tiene ahora un recargo impositivo del 77%.

El rubro turístico es uno de los mas afectados por la crisis generada por la pandemia del coronavirus, pero a esa situación se le sumaron nuevas medidas cambiarias que, según las cámaras del sector, hacen inviable al rubro.

Los manifestantes protestaron frente a la sede del Ministerio de Turismo y luego lo hicieron frente a la sede del Banco Central, en protesta por las nuevas medidas cambiarias.

Marchas similares se realizaron en otros puntos del país como Mar del Plata, La Plata, Córdoba, Santa Fe, Rosario, Posadas, Puerto Madryn, Salta y Neuquén con las consignas “salvemos al turismo”.

Otra característica de los manifestantes fue la de llevar ropa oscura en señal de “luto” por el estado terminal en que se encuentra el turismo.

Según explicaron empresarios del sector, los costos de los pasajes y servicios turísticos en el exterior cuentan con el recargo del 30% del Impuesto PAIS, un 7% del DNT (impuesto a los pasajes) y el 5% para los pagos en efectivo, a los que se debe anexar ahora el 35% del adelanto que se puede deducir de Ganancias o Bienes Personales.

En un comunicado que entregaron a los directivos del BCRA, los empresarios explicaron también que “2018 y 2019 no fueron buenos, porque las fuertes devaluaciones y la caída del consumo generaron una importante baja en la facturación de las empresas de viajes y turismo”.

“A fines del 2019 pensábamos que el impuesto PAIS sería la medida más dura que debería atravesar nuestra actividad para poner a prueba su capacidad de subsistencia, no imaginábamos todo lo que podría pasar durante el 2020”, advirtieron.

De acuerdo con estimaciones realizadas por las cámaras del sector turístico, más de 26.000 familias dependen de esta actividad.

“Mientras atravesamos la peor crisis histórica de nuestro sector, el golpe de gracia para terminar de devastar nuestra industria vino de la mano de la implementación de un nuevo recargo para los pasajes y servicios turísticos acumulativo a los ya existentes”, alertaron.

“El detonante fue el tema de 35% de percepción, pero el reclamo tiene que ver con las más de 5.600 agencias de viajes que están en estado de emergencia, en estado crítico. Es la actividad que hoy tiene más carga impositiva. Sin turismo, se perderían 882.000 puestas de trabajo”, puntualizó Roberto Palais, director Ejecutivo del Foro Argentino de Consultores de Viajes (FACVE).

Además de la carga impositiva, pidieron la unificación de los protocolos de circulación, alojamientos y actividades recreativas en todo el territorio nacional para el inicio del turismo.

Reclamaron, además, el inicio de vuelos regulares nacionales e internacionales y se otorguen líneas especiales de financiamiento a tasa cero, con un plazo de amortización no menor de 36 meses y un plazo de gracia de entre 6 y 12 meses, a todas las empresas que siguen sin tener ingresos y deben seguir enfrentando gastos, costos y el sostenimiento en forma obligada de las estructuras laborales.

Fuente: Noticias Argentinas

Posts relacionados

Deje un Comentario