El Vaticano plantea a Pompeo que continuará su acercamiento a China pese al rechazo de Trump

El Vaticano planteó hoy al secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, que seguirá adelante con su acercamiento a China pese al rechazo y las críticas del Gobierno del presidente Donald Trump.

Pompeo se reunió con el secretario de Estado vaticano, el cardenal italiano Pietro Parolin, y reiteró el rechazo de Washington a que la Santa Sede prorrogue un acuerdo de 2018 con China para la designación de obispos que vence el 22 de octubre.

A través de Parolin y del canciller de la Santa Sede, el arzobispo Paul Richard Gallagher, el Vaticano ratificó de todos modos su “intención y voluntad” de prorrogar el acuerdo, dijeron a Télam fuentes del Vaticano.

Tras la reunión, el vocero papal Matteo Bruni sostuvo en un comunicado que las dos partes “presentaron sus respectivas posiciones sobre las relaciones con la República Popular China, en un ambiente de respeto, distensión y cordialidad”.

Además, según Bruni, durante la reunión, Pompeo, Parolin y Gallagher abordaron temas “de algunas zonas de conflicto y crisis, en particular el Cáucaso, Medio Oriente y el Mediterráneo oriental”.

Tras el encuentro, la Cancillería china respaldó una vez más el acercamiento con Roma y emitió un comunicado en el que expresó que “en los últimos años, con los esfuerzos conjuntos de ambas partes, las relaciones China-Vaticano continuaron mejorando”.

El rechazo público de Estados Unidos a la renovación del acuerdo entre China y Vaticano provocó un pico de tensión bilateral en las últimas semanas, luego de que Pompeo considerara que la extensión del acercamiento impulsado directamente por el papa Francisco pondría en riesgo la “autoridad moral” de la Santa Sede.

La embajada china en Italia había advertido a primera hora de hoy a Pompeo que “quien siembra vientos recoge tempestades”.

Luego, la nota de la Cancillería planteó que “cada vez más países reconocen la esencia del pensamiento hegemónico estadounidense y ya no se dejarán engañar por el comportamiento intimidatorio de políticos estadounidenses como Pompeo, que priorizan su país”, según el comunicado dirigido a medios italianos que divulgó la cadena pública Rai.

La dura respuesta diplomática se dio luego de que Pompeo asegurara ayer en Roma que “en ningún lugar la libertad religiosa está más bajo ataque hoy que en China” y pidiera al Vaticano que frene la renovación del acuerdo vigente.

Tras las críticas de Pompeo, dos de los integrantes del consejo de seis cardenales asesores del Papa, Parolin y el hondureño Oscar Rodríguez Maradiaga, enmarcaron las presiones estadounidenses en la campaña electoral de ese país y plantearon que “actúa sólo mirando a las próximas elecciones”.

De hecho, Gallagher confirmó que la posible “utilización” de la figura del Papa en la campaña era el motivo por el que Francisco no recibió a Pompeo durante su gira de dos días en Roma.

Gallagher dijo además que los cuestionamientos de Pompeo fueron recibidos “críticamente” por la Santa Sede y lamentó que el funcionario no respetara “una de las reglas de la diplomacia”, al hacer públicas sus objeciones antes del encuentro.

Los ataques de Pompeo a China tuvieron ayer un segundo round durante una conferencia de prensa junto a su homólogo italiano el canciller Luigi Di Maio y en la que acusó al PCCh de “explotar la propia presencia en Italia para sus propios intereses estratégicos”.

Fuente: Telam

Posts relacionados

Deje un Comentario